Es importante acudir a las revisiones anuales de tu dentista no sólo por la detección precoz de caries sino para diagnosticar otras enfermedades, tales como la enfermedad periodontal, que es una patología que afecta al periodonto, es decir, a los tejidos que sostienen a los dientes y que está causada, principalmente, por bacterias.